Empresa familiar

Una empresa familiar es aquella en la que una o más familias ejercen el control de la propiedad y gobierno de la misma, participando también en la gestión de la misma.

La empresa familiar, en su identidad como empresa, presenta las mismas características que cualquier otra entidad. En nuestro ordenamiento mercantil no existe como figura jurídica la empresa familiar. La diferencia esencial reside en su íntima conexión con un grupo familiar que posee una influencia directa y decisiva en su gestión y toma de decisiones.

Requisitos para hablar de empresa familiar

  • Que la familia pueda ejercer el control accionarial de la compañía, bien sea por poseer la mayoría de los votos, o por su posibilidad de ejercer una influencia decisiva sobre los aspectos fundamentales del gobierno corporativo.
  • Tener una presencia relevante en los órganos de gobierno corporativo de la compañía (habitualmente será un Consejo de Administración).
  • La participación directa de un miembro de la familia en la gestión de la empresa a su máximo nivel.

Sin embargo, es preciso añadir a estas variables cuantificables un argumento cualitativo, que dota a la empresa de un carácter verdaderamente familiar.

Dicha variable reside en tener a la continuidad generacional como objetivo estratégico de la empresa, basada en el deseo conjunto de fundadores y sucesores de mantener el control de la propiedad, el gobierno y la gestión de la empresa en manos de la familia.

Categorias web: